Carta de Susana Rojas

Hola José Luis, quiero compartir contigo esta maravillosa experiencia que tuve, para que tú, si es tu deseo, la compartas con alguien más…

Resulta, José Luis, que hace poco menos de 2 meses, tuve una experiencia maravillosa, y después de mucho meditarlo y de haberme convencido, que no fue un juego de mi mente, porque ese fue el primer temor que tuve, me animo a compartírtelo.

Pues bien, resulta que esa noche , como tantas otros, me fui a la cama muy tarde, con la esperanza de soñarla, de verla, le pedía desde el día que partió, desde lo más profundo del corazón, que bajara a mis sueños, que me permitiera verla, para con ello apalear un poco mi terrible dolor,…y nada, no sucedía nada.…cada noche para mí era una tortura, no podía dormir, me despertaba a cada hora, y siempre con el mismo sobresalto….” No está”….”ya no está”…era como si cada que me despertaba, volvía a sorprenderme la realidad y esta era como un puñal que cada vez se me clavaba  más profundo.….Bueno pero esta noche fue distinta….Había, por los maravillosos caminos de la vida, empezado a seguirte a ti, y por medio de ti llegue a Emilio Carrillo, …Esa es otra mágica historia que otra día te la cuento….porque realmente sentí que Dios se había apiadado de mí cuando lo escuche, pero en este momento no quiero alargarte esta carta, para que no se te vuelva tediosa, pero ya te la contare porque también es algo increíble como sucedió aquello….Bueno el caso es que esa noche, después de muchas, sentí paz, y me fui a la cama con esa paz en mi corazón, antes de dormir hice una pequeña meditación….era más o menos entre la 3:30 o 4:00 de la madrugada, cuando me encontraba dormida profundamente y al intentar jalar las cobijas, me pareció sentir, que estas estaban pesadas, como si alguien estuviese recostado a mi lado, muy pegado a mí, abrí mis ojos, y me sonreí mientras me  decía…”ya vas a empezar a alucinar, era lo que faltaba”, dicho esto me acomode y pretendí seguir durmiendo y cuando me hallaba en ese estado intermedio entre dormida y despierta…la escuche….fue mágico. ..Me dijo: ” No ma.., no es así”…era su voz, tan clara y diáfana como cuando vivía y me hablaba. Era igual a  cuando me hablaba por teléfono, me paralice, no quería moverme , tenía tanto miedo de que si pestañaba, perdería el contacto, que me quede inmóvil, mientras  escuchaba todo lo que me decía, se portaba igual a cuando vivía, una lorita, que no paraba de hablar, decía una cosa y otra, y soltaba su típica risita, y luego repetía de nuevo la frase, con sus típicos modismos y subidas y bajadas de tono, su forma, tan única, que tenía ella para comunicarse…sola la escuchaba dentro de mi cabeza…pero no veía nada,. No lograba verla, solo su voz.

Me dijo tantas cosas hermosas, José Luis, me explico otras tantas, me mando mensajes para todos sus seres queridos, incluso sus amigos….bueno, no entro en detalles de las cosas que me dijo porque son personales, pero entre las tantas cosas que me dijo,es:…..Que no culpe a nadie,  que Así, tenía que ser, que no tuvo la culpa, ni el  chofer, ni siquiera ella porque se descuidó y ni su papa, que le dio el permiso y peor aún  yo, que solo, así tenía que ser, que ya lo entenderé, también me dijo,… que ella siempre está junto a nosotros , que acaricia mi rostro, que me besa la frente, que Dios le deja…que ella quería comunicarse antes, pero que yo no se lo permitía porque mi corazón estaba muy dolido, muy abrumado y así ella no puede acercarse, no es la misma frecuencia, no puede contactarme, pero que ahora, que ya lo logre (aquietar mi corazón), siempre va a comunicarse….me dijo… que estaba orgullosa del camino que estoy tomando hacia el despertar de mi conciencia….que siga adelante….que no tenga miedo de lo que me dicen…que nuestro llanto no la detiene, que ella no es un fantasma, ni que se quedó atrapada en el limbo…que eso es mentira…que no le hemos atascado en el camino…que deje de sentir culpa…que ella entiende que es nuestro amor, y está bien,  que ella también nos ama y siempre va a estar junto a nosotros…que Dios le deja, le da permiso….me hablo por un largo rato, y antes de despedirse…me prometió que volvería…

Al despertarme la mañana siguiente para mí fue maravilloso, fue como si al fin  tuve un motivo para volver a sonreír y sentirme mejor….desde entonces, siento paz en mi corazón…

Desde esa primera vez, Andrea me hablado 4 veces….pero solo la escucho, no la veo….yo no le pregunto nada cuando me habla…pero ella sabe, cuales son mis dudas y preguntas y se refiere a ellas, me las disipa, me las responde…es tan hermoso cuando me habla.

Al principio pensé que me estaba volviendo loca y que mi mente me estaba jugando una pasada…pero ya no creo eso…porque se ha referido a cosas, que luego pasaron y lo que ella me dijo fue exactamente así, entonces, me di cuenta…que , Si, que si es ella quien me habla, mi hijita bella…La última vez que me hablo  me dijo, refiriéndose a mis deseos más profundos, porque aunque la escucho, yo añoro verla, tocarla en sueños…y aunque no se lo digo, ella sabe que eso siento, entonces me dijo textualmente:

” Ma,..Yo soy luz, tu eres luz…no me ves, porque no despierta tu ser a la luz…cuando veas la luz dentro de tu corazón, me veras….yo también te extraño y extraño tus abrazos, me hacen falta….no dejes de hacer el vuelo de la Mariposa, lo lograras,…por medio de  él,  me podrás, ver, y podremos abrazarnos nuevamente….hazlo, visítame, te estoy esperando para abrazarte fuerte, fuerte;  mamá te amo”….

José Luis quiero agradecerte tanto, tú fuiste la luz en mi oscuridad, yo estaba desesperada, hundida en el dolor, pero tú, me hiciste creer que era posible volver a comunicarme con mi hijita y así está sucediendo, gracias, gracias, mil veces gracias  por tu maravillosa labor, ….allá en el cielo también están agradecidos contigo…Mi hija sabe que tú me llevaras hasta su mundo, a visitarla, nos está esperando.

Te ruego no  me saques de tus listas, para los vuelos, me es difícil conectarme porque como ya te explique esa hora coincide con medio día, acá en Ecuador y también tengo que atender a mis seres queridos que están vivos, pero en cuanto pueda yo me conecto, porque sé que Andreita me Espera…….Te quiero mucho José Luis. Un fuerte, fuerte abrazo.

Un comentario

  1. Carmen Castellano

    Simplemente maravilloso, excelente contacto, te felicito Susana, comparto tu agradecimiento por Jose Luis y su labor, y deseo poder alcanzar algo, aunque sea levemente, parecido a lo que tu has conseguido. Un abrazo cálido de madre a madre, gracias Jose Luis por tanto bien que nos haces!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *